Noticia individual

Proyecto Cálculo y Verificación de la Huella de Carbono en Industrias Alimentarias

30.09.2013 | Categoría: Medio Ambiente, Servicios

Cluster Food+i ofrece un servicio de ayuda para el uso de esta herramienta


La agrupación Empresarial Innovadora de la Industria Alimentaria - Cluster Food+I en colaboración con el Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria de La Rioja - CITA y la entidad de certificación con reconocimiento internacional KIWA España, pone en marcha un Proyecto colaborativo con el fin de fomentar y facilitar el cálculo y certificación de la Huella de Carbono (HC) en las Industrias Alimentarias.


El proyecto, abierto a todas las empresas alimentarias interesadas, incluirá la consultoría de cálculo, la verificación para un producto u organización y, en el caso de firmas riojanas, la gestión de las ayudas que la Agencia de Desarrollo Económico de la Rioja (ADER) ofrece para este cometido. El coste para la empresa será de 2.500 euros (con la subvención ya descontada).


La Huella de Carbono es la cuantificación de la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos a la atmósfera por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto, medida en gramos o kilogramos de dióxido de carbono por unidad, peso o volumen de producto (Kg de CO2 equivalente).

Aunque se tienen en cuenta todos los gases que contribuyen al calentamiento global, se simplifica convirtiéndolos en equivalentes de carbono. Para su cálculo se utiliza el denominado Análisis de Ciclo de Vida (ACV), que mide el impacto ambiental de un producto, proceso o sistema desde la obtención de la materia prima hasta su uso por el consumidor final y posterior eliminación.

Además, se identifican los puntos críticos de emisiones de CO2 para que sea posible proponer medidas correctoras en los procesos de producción y gestión de insumos y residuos y mitigar así los efectos nocivos. El cálculo de la Huella de Carbono se puede aplicar a una empresa u organización, en general, o a un producto o servicio, en particular.

El análisis de ciclo de vida y el cálculo de la Huella de Carbono no son sólo herramientas para proteger el medio ambiente y conservar los recursos naturales, sino también un instrumento empresarial para reducir costes y aumentar posiciones de mercado. Sus principales beneficios son el ahorro de materias primas y energía, la mejora de la imagen corporativa y la adaptación a nuevos requisitos legales.

Se trata de un elemento diferenciador que aumenta la competitividad y las posibilidades de distribuir productos en mercados internacionales. Además, la empresa gana en transparencia y credibilidad y muestra su compromiso con el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático.

Información y solicitudes de participación:

Cluster FooD+i. Susana Alonso (941 369263 ext.6 y adm@clusterfoodmasi.es)