Noticia individual

El CITA-La Rioja y la empresa navarra Osés RFID firman un convenio de colaboración como socios tecnológicos

01.07.2009 | Categoría: CTIC-CITA General, Tecnología y nuevos materiales


  • La colaboración tecnológica tiene como objetivo el estudio de adaptación, desarrollo e implementación en empresas alimentarias, de un sistema de captación de datos sin contacto físico y tecnología inalámbrica
  • Los sistemas basados en tecnología RFID (radiofrecuencia) facilitan el control de la seguridad alimentaria, la calidad y la gestión de la trazabilidad

30_junio_2009.- El Centro de Innovación y Tecnología Alimentaria de La Rioja (CITA-La Rioja) ha firmado un convenio de colaboración con la empresa navarra Osés RFID, S.L. que se dedica al desarrollo de aplicaciones por tecnologías de radiofrecuencias.


Este acuerdo convierte al CITA-La Rioja y a la empresa tecnológica con sede en Peralta en socios tecnológicos y, a su vez, posibilita que el Centro Tecnológico facilite al sector alimentario la implantación de tecnologías para captar información en tiempo real con la finalidad de gestionar la calidad y seguridad alimentaria.
Osés RFID S.L., perteneciente al Grupo Osés, ha desarrollado, fabrica y comercializa una herramienta que aporta tecnología e información al proceso de trazabilidad de los alimentos desde su lugar de producción hasta el punto de venta. Ésta es una aplicación práctica de los sistemas que diseña, desarrolla y comercializa la empresa Navarra. Las herramientas permiten la transmisión de datos entre el un trasmisor y un lector, sin contacto físico a través de la tecnología inalámbrica RFID (radiofrecuencias).
La colaboración tecnológica entre CITA-L

a Rioja y la empresa Navarra tiene como objetivo el estudio de adaptación, desarrollo e implementación en empresas alimentarias, de un sistema de captación de datos basado en la tecnología RFID.


La aplicación de la tecnología inalámbrica para la captación de datos es de especial interés para la industria alimentaria tanto para la gestión de aspectos de seguridad alimentaria como de calidad y, en concreto, para la trazabilidad.
Un sistema RFID se compone de tres elementos fundamentales: transponder o tag (identificador), lector y antena. Sus ventajas son la automatización en la recogida de datos, aportar información en "Tiempo Real", permite su integración con los Sistema de Gestión de las empresas, se pueden identificar varios objetos a la vez y el identificador no necesita estar visible para realizar a lectura.