Noticia individual

Hacia alimentos procesados más saludables

09.12.2019 | Category: Consumo y salud

El proyecto Shealthy celebró entre el 20 y el 21 de noviembre su segunda reunión de consorcio, donde se presentaron los avances realizados hasta la fecha y se definió el camino para los próximos meses.


La industria alimentaria está evolucionando rápidamente. La tendencia hacia lo saludable ha sido un motor fundamental del cambio en el área de la alimentación y bebidas en todo el mundo y se espera que también sea el principal motor de crecimiento en el futuro más próximo.

Las frutas y verduras son elementos clave de una dieta sana y equilibrada que proporciona a los seres humanos nutrientes y compuestos bioactivos esenciales, como vitaminas, ácido orgánico, carotenoides, minerales, fibra y polifenoles.

Incluir frutas y verduras en la dieta diaria puede reducir el riesgo de algunas enfermedades no transmisibles (ENT), incluidas las enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. Diversos estudios muestran que cuando se consumen como parte de una dieta saludable baja en grasas, azúcares y sal, las frutas y verduras también pueden ayudar a prevenir el aumento de peso y reducir el riesgo de obesidad, un factor de riesgo independiente para las enfermedades no transmisibles.

La adaptación a los diferentes estilos de vida sigue siendo uno de los principales retos para la industria alimentaria en Europa. Por este motivo, en los últimos años muchas empresas han centrado sus esfuerzos en el desarrollo de productos que faciliten el consumo fuera de casa (on the go) y que, al mismo tiempo, sean saludables y compatibles con una dieta equilibrada. El desarrollo de frutas y verduras mínimamente procesadas y con mayor vida útil es precisamente el principal objetivo de Shealthy.

Ctic Cita, como parte del consorcio del proyecto y en representación de las necesidades de las pymes, es el encargado de coordinar la demostración de tecnologías a escala de planta piloto. Por ello, actualmente, en el Centro se están realizando experimentos de laboratorio aplicando agua electrolizada en diferentes matrices alimentarias, como lechuga iceberg.  

El Centro, además de analizar la aplicación de las diferentes tecnologías a los alimentos seleccionados, se encarga de estudiar el impacto de las tecnologías en las propiedades nutricionales de los alimentos. Asimismo, el Centro trabaja en los estudios sobre la percepción de los consumidores y colabora en la gestión de la transferencia de los conocimientos adquiridos durante el proyecto a las pymes tradicionales.

Haz click Opens external link in new windowaquí para descargar el folleto del proyecto.